Usina del Bien Estar, Tigre.


Una casa amiga!

Una usina para estar bien

Es, al mismo tiempo, el taller de una artista y una escuela. Bajo la propuesta del Bien Estar –que es más que el bienestar–, en todo el espacio surgen de continuo ideas creativas que unen distintas experiencias artísticas de creadores consagrados.

Por Pablo Helman

12/10/12 – 09:29

Vintage. Al proyecto se unieron artistas como Milo Lockett, tal como puede verse en la foto . Además, la elección del mobiliario tiene que ver con rescatar lo kitsch ?las dos fotos de la izquieda? y lo artesanal, junto a este epígrafe: la idea es que todo tenga el sentido de crear climas, sensaciones en una experiencia estética.
La pregunta sería cuánto del contexto –el Tigre, este magnífico espacio de luz natural y objetos bellos– ejerce efectos benéficos en el “texto”, que no es otra cosa que la obra que nace. La respuesta es del estilo de aquellas del movimiento que se demuestra andando: esta Usina del Bien Estar es el origen de muy buenas ideas. Y la realización de un proyecto personal que tiene que ver directamente con la búsqueda estética. “La Usina del Bien Estar (usinadelbienestar.blogspot.com) es un espacio para ser y crecer. Creamos esta escuela de arte con la firme convicción de que el arte enriquece la vida cotidiana. Los invitamos a formar parte de nuestra comunidad”, explica Andrea Degiovanni, una verdadera alma máter de este proyecto (que también guarda –o, mejor dicho, exhibe– un interesante espíritu femenino). Degiovanni también es artista plástica y efectuó diversas muestras de su obra pictórica y fotográfica. La Usina del Bien Estar es una escuela de arte para grupos de todas las edades, hay clases de artes integradas, creatividad, talleres de serigrafía, de arte decorativo y más. El espacio es también un centro de gestión ya que se realizan propuestas para incentivar a través del arte un recorrido cultural en Tigre. Algunos de los artistas que se han sumado al espacio –es decir, a la propuesta– son María Laura Pini, Milo Lockett, Felipe Giménez, Débora Zilberman, Micaela Escudero, Daniel Romano y Carolina Weisz. Recorriéndolo, nos surge otra pregunta, complementaria de la primera que hicimos: ¿cuánto de la obra hace eco en el contexto, lo transforma? La respuesta es todo.

Textos: Pablo Helman.
Producción: Catalina Arrechea.
Fotos: Néstor Grassi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s